Para aliviar la tensión social el Gobierno acuerda con piqueteros
Jueves 23 de Febrero de 2017
Por:

 En uno de los días más sofocantes del año, Barrios de Pie volvió a las calles con un corte masivo en varios puntos de la ciudad. Fiel a su estilo, la organización instaló ollas populares en el Congreso y en Retiro, y a partir de las 13 cortó la intersección de las avenidas Corrientes y 9 de Julio, lo que generó un caos de tránsito que sumó presión al escenario de conflictividad social que se cierne sobre el Gobierno.

El reclamo puntual fue por 20.000 planes Trabajar que -según denunció la organización- se perdieron porque el Ministerio de Trabajo los dio de baja. Sin embargo, el Gobierno aseguró que no eran más de 7000. En este contexto, a las 16 de ayer, los manifestantes fueron recibidos por el secretario de Empleo, Miguel Ponte, y el subsecretario de Promoción del Sector Social de la Economía, Gustavo Vélez.

En una reunión que duró poco más de una hora, se acordó un nuevo encuentro la semana que viene con el objetivo de rever la situación y dar marcha atrás con el recorte de los planes. A cambio, los piqueteros levantaron su protesta y desarticularon el acampe que planeaban por si no recibían una respuesta favorable.

Con esta resolución, el Gobierno busca bajar la tensión social, que se acrecentó en las últimas semanas. Con paritarias que no cierran al 18% conforme la directiva oficial, los maestros en pie de guerra y con el fin de la luna de miel con la CGT, que ejecutará una movilización el 7 de marzo próximo, el clima en un año electoral se recalienta.